La actual campaña de aceite de oliva está dejando unos datos prácticamente inmejorables: hasta la fecha se han producido más de 1,7 millones de toneladas, lo que la sitúa como la segunda mejor cosecha de toda la historia, sólo por debajo de la temporada 2013/2014, cuando nuestro país rozó los 1,8 millones de toneladas, de las que logró exportar algo más de 1,1 millones.

Estos datos tan notables, revelados por la agencia EFE el pasado 1 de abril, contrastan sin embargo con una sensación de malestar en el sector, propiciada por el descenso de más de un euro en el kilo de aceite de oliva en el mercado de origen en comparación con el año pasado, el cual oscila entre los 2,16 euros para el AOVE virgen y los 2,38 del virgen extra.

Dicen los productores que no existen razones objetivas para una caída tan acusada del precio, y más cuando hemos tenido una cosecha tan positiva, en contraste además con un descenso generalizado de la producción en el resto de países que compiten con España.

Por ello, piden que las administraciones públicas impulsen medidas de autorregulación y otras similares para contener dicha caída.

Pin It on Pinterest

Share This